miércoles, 5 de septiembre de 2007

LEDESMA A LA DERIVA


La vida política en Ledesma alcanza con el verano temperaturas insospechadas, a pesar de que, como en todas partes, llega ya a su fin. La prensa se vuelve a hacer eco estos días del reciente compromiso formal por parte del grupo Arco de invertir unos 25 millones de euros en un centro enoturístico en la villa de Ledesma. En palabras del alcalde José Prieto dicha inversión supondrá “una meta muy importante: lograr la recuperación patrimonial del conjunto histórico de Ledesma”. Sin duda, los 25 millones servirán para recuperar efectivamente algunos de los múltiples edificios abandonados de ciertas calles del casco histórico y poner en marcha además tres restaurantes, un spa, un centro comercial y una oferta de 60 habitaciones. Todo ello, para captar visitantes extranjeros principalmente británicos, americanos y escandinavos y “promover puestos de trabajo y dinamizar económica y turísticamente la región” según Agustín Sánchez de Vega, Delegado Territorial de la Junta.

Y digo temperaturas no esperadas porque todo esto –se analice por donde se analice- resulta en algo tan incomprensible como insólito. Por un lado, el “revulsivo pendiente en algunos municipios” que explica la necesidad de hacer inversiones en el sector turístico. Tal es el caso de este gran “centro de operaciones” (muy parecido a la ciudad del Vino en La Rioja) que, ciertamente creará puestos de trabajo y efectivamente impulsará parte de la economía local. Y sin embargo, por otro lado, nos topamos con el apoyo sin restricciones, trabas o cautela de los mismos responsables del ayuntamiento como de la administración regional, a la construcción de nada menos que una central térmica de proporciones gigantescas. Con ello ni se rehabilitará el casco histórico, ni se apostará por un desarrollo sostenible, ni tan siquiera se crearán tantos puestos de trabajo como los estipulados para el centro enoturístico. Si existe algún revulsivo en una gran industria contaminante en Ledesma es para acabar definitivamente con el atractivo monumental, para que Endesa incremente su producción y, sobre todo, para deteriorar ambientalmente Ledesma y todo su entorno. Por supuesto, será también un revulsivo para la ganadería, para la agricultura y para un río Tormes que poco le queda que contar.

No logramos entender qué es lo que quiere el señor José Prieto para su villa. Es incomprensible que, como máximo responsable, apueste por un desarrollo turístico con proyectos hoteleros y de desarrollo de vinos de calidad y, ¡al mismo tiempo!, también por industrias energéticas altamente contaminantes y con repercusiones tan negativas. No hace falta llegado este punto recordar al lector el dantesco paisaje que ofrecen algunas localidades de nuestra comunidad donde la industria térmica se instaló hace ya algunas décadas; visítese La Robla en León o la misma Ponferrada.

Pero en cualquier caso, mientras tanto, algunos ayuntamientos cercanos a Ledesma envían contestaciones con más preguntas que respuestas al documento informativo que envió Endesa con nocturnidad y alevosía durante los últimos días de julio y que ojala pudiera haberse difundido más ampliamente.

Un grupo de vecinos y vecinas de Ledesma



5 comentarios:

Anónimo dijo...

El señor alcalde confunde las churras con las merinas y quizás el vino le impide ver más allá de sus narices. Turismo de calidad por un lado e industrias contaminantes por otro es una perogrullada que sólo se le podía ocurrir a alguien sin dos dedos de frente. Lo que hay que aguantar!

Anónimo dijo...

El problema lo tenemos los ledesminos que no le ponemos entre la espada y la pared y campa a sus anchas.

Anónimo dijo...

Buenas,

Hace algun tiempo que vengo siguiendo la polémica de la CTCC de Ledesma. Me enteré del asunto a través del foro de Skyscrapercity, donde un usuario se hacía eco de la "Ciudad de las Energías Limpias". Por lo que he ido leyendo, parece que de dicho proyecto sólo tira adelante la CTCC, cuando lo realmente interesante residía en la captura y almacenamiento de CO2 (tecnología pionera) y la planta de biodiesel (salida para productos agrícolas locales).

Recientemente descubrí el blog de vuestra plataforma, y que el Ayuntamiento de Ledesma ha recibido un documento que puede ser de mi interés (por las posibles menciones a captura de CO2). Agradecería que me lo enviarais.

Hace unos meses envié un correo al ayuntamiento, solicitando información, y recibiendo callada por respuesta. Me mosquea sumamente la falta de transparencia para un proyecto de esta envergadura, y me preocupa que sólo tenga una cierta continuidad el proyecto de la CTCC, cuya ubicación parece responder más a criterios políticos que a criterios técnicos.

En principio soy un defensor de los ciclos combinados, y no comparto algunas de vuestras opiniones. Pero la central de Ledesma me parece una desfachatez, sólo explicable por corruptelas y engaños.

Un saludo desde Albacete,

Anónimo dijo...

Que se puede esperar de un ayuntamiento que FALSIFICA DOCUMENTOS y tengo pruebas de ello, para cobrar mas impuestos en reformas además de una junta de gobierno llena de paletos sin cultura que no saben hacer la o con un canuto

manuel dijo...

MAS TRABAJO Y MENOS PROTESTAS QUE DE LA HIERBA NO SE VIVE NI SE COME